Modelo de virtualización sin análogo

No se necesitan programas de virtualización adicionales

La ventaja de la plataforma de virtualización KVM radica en el hecho de que se compila en el SO del servidor host, con lo que la necesidad de capas de virtualización adicionales se reduce a cero. Esto significa que ya no se tiene que buscar una pieza adicional de software que se sitúe entre el servidor host y las máquinas virtuales creadas. Gracias a ello, el potencial de la capa de virtualización de ser el SPOF, se elimina por completo. El resultado final consta de KVM VPS de desempeño mucho más alto y estabilidad considerablemente mejor cuando comparados con los demás Servidores VPS.
Modelo de virtualización sin análogo

Acceso rápido a los recursos del servidor reservados

Disponibilidad de los recursos del servidor asignados especialmente para usted

El método de virtualización avanzado que se usa para la creación de los KVM VPS proporciona la oportunidad de la mejor utilización de los recursos del servidor a disposición. El modelo KVM se compila dentro del sistema operacional de la máquina anfitriona permitiendo que las máquinas guest se comuniquen sin intermediarios con el hardware del host sin tener que dirigir todas las consultas a través de una capa de virtualización. Esta redundancia en la comunicación reducida favorece un nivel de prestaciones considerablemente mejor del Servidor Privado Virtual.
Acceso rápido a los recursos del servidor reservados

Un máximo grado de control en todo relacionado al SO

Plena libertad de subir el SO que desee

Lo que se puede considerar una limitación de los Servidores VPS, vs. los servidores reservados, es justamente el SO – normalmente usted está limitado a una lista de sistemas operacionales permitidas por el proveedor. Contando con VPS KVM, no obstante, usted puede – efectivamente instalar cualquier SO que se conforme con las capacidades del servidor o los recursos de hardware del servidor madre. Un efecto oportuno gracias a la manera única en la que funciona la virtualización KVM. KVM se integra directamente en el sistema operacional del servidor, con lo que queda garantizada la comunicación directa de las máquinas virtuales con el servidor físico, sin que fuera necesaria más otra capa de comunicación, que suele ser parte de varias soluciones de virtualización alternativas.
Un máximo grado de control en todo relacionado al SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL